Capacitación

PLAN B La Paradoja del Pavo, o cómo la experiencia nos puede jugar una mala pasada

Muchas personas se rinden ante la primera adversidad, mientras que otras son flexibles y propensas a generar alternativas. ¿Por qué puede ser ventajoso tener siempre un plan de emergencia bajo la manga?

Quienes siguen su plan original a rajatabla, muchas veces se encuentran con problemas que no contemplaron y esto puede hacerlos abandonar la meta. Pero aquellos que dejan de preocuparse por el conflicto para ocuparse de las soluciones, son los que sortean las malas circunstancias y ponen sus herramientas en juego para salir adelante.

¿Se puede adquirir una nueva visión para crear un Plan B, tanto en lo personal como en lo laboral?

El Plan B opera como respaldo del A. Puede estar diseñado antes de la posible caída del plan A, o luego, con las características que prevén un funcionamiento eficaz. A partir de la experiencia adquirida (Paradoja del Pavo) y, desde un nuevo punto de vista, se lo puede convertir en un plan mejorado.
No tener un plan B dependerá del juicio y la confianza que tengamos.